31 jul. 2012

MUSICOTERAPIA , que es?



      









Musicoterapia







Mª Jesús Bravo Mora

Ana María Cabañas Núñez

Fátima Díez Torrejón

Mª Carmen Gamarra Montero

Elena Villarta Almenara



ESQUEMA GENERAL

                      

1.   Introducción

2.   Definición de Musicoterapia

3.   Historia de la Musicoterapia

4.   Desarrollo y evolución de la Musicoterapia

5.   Principios según R. Benenzon

6.   Objetivos de la Musicoterapia

7.   Metodología general

8.   Tipos de terapia

9.   Aplicaciones clínicas de la Musicoterapia

·        Deficiente mental

·        Sordos

·        Autismo infantil

·        Ciegos

·        Parálisis cerebral

10. Los efectos de la Musicoterapia

11. Materiales para esta técnica

12. Ficha Musicoterapéutica

13. Bibliografía






1.  Introducción



            La musicoterapia es una especialidad paramédica joven, pero con suficientes fundamentos científicos de orden clínico-terapéutico que permiten establecer claramente una metodología de trabajo y una serie de técnicas capaces de ser desarrolladas.

      La musicoterapia en su aplicación clínica debe estar en manos exclusivas de un graduado en musicoterapia.



2.  Definición de Musicoterapia



       La Musicoterapia se puede definir desde dos puntos de vista: desde el punto de vista científico y desde el punto de vista terapéutico.

            Desde el punto de vista científico “la Musicoterapia es una especialización científica que se ocupa del estudio e investigación  del complejo sonido-ser humano, sea el sonido musical o no, tendente a buscar los elementos diagnósticos y los métodos terapéuticos del mismo”.

            Desde el otro punto de vista:”la musicoterapia es una disciplina paramédica, que utiliza en sonido, la música y el movimiento, para producir efectos regresivos y abrir canales de comunicación con el objetivo de emprender a través de ellos el proceso de entrenamiento y recuperación del paciente para la sociedad”.


3.  Historia de la musicoterapia


El uso de la música como agente para combatir enfermedades es casi tan antiguo como la música misma, los primeros escritos en donde se hace referencia a su influencia sobre el cuerpo humano son probablemente los papiros médicos egipcios descubiertos en Nahum, por Petrie, y que datan del año 1500 a.C. Estos se refieren al encantamiento por la música, a la que atribuían una influencia favorable sobre la fertilidad de la mujer. Todos los autores coinciden en el primer relato sobre musicoterapia o música curativa, que es la efectuada por David con su arpa frente al rey Saúl.

            El hombre ha creído que el sonido era una fuerza cósmica presente en el comienzo del mundo y que tomó forma verbal.

Existen infinidad de leyenda sobre la creación del universo las cuales el sonido juega un papel muy importante. Los egipcios creyeron que el Dios Thot creó en mundo, con su voz. Con el sonido de su boca produjo el nacimiento de cuatro dioses, quienes poblaron y organizaron el mundo.

            La concepción filosófica procedente de los persas e hindúes sobre el origen del cosmos, el universo fue creado por una sustancia acústica.

            Para el hombre primitivo el sonido fue un medio de comunicación.

Ciertas tribus de nueva Guinea, se cree que las voces de los espíritus pueden ser oídas a través de las flautas, los tambores y los bufidos del toro. Las civilizaciones totémicas existe la creencia de que cada uno de los espíritus que habilita el mundo posee su propio sonido específico e individual.

            Los hombres primitivos creían frecuentemente que cada ser vivo o muerto tenía su propio sonido o canción secreta a la cual debía responder. Por esta razón los ritos mágicos de la salud de los médicos brujos, trataban de descubrir el sonido o canción a la cual respondería el hombre enfermo o el espíritu que habitada en él.

            Los griegos emplearon la música de modo razonable y lógico, incrementaron notablemente su aplicación para prevenir y curar las enfermedades físicas y mentales. Tanta es la importancia que le otorgó que llegaron a considerar que el uso de la música debía estar controlado por el Estado. Platón y Aristóteles bien podrían ser los precursores de los musicoterapeutas. Aristóteles hablaba del verdadero valor médico de la música ante las emociones incontrolables y atribuía su efecto beneficioso para la catarsis emocional. Platón recitaba música y danzas para los terrores y las antiguas fóbicas.

            En 1489 aparece Marsilio Ficino y sus discípulos, a quienes se les debe la más audaz construcción teórica que une la filosofía, la medicina, la música, la magia y la astrología.

            En el siglo XVIII se prefirió hablar de los efectos de la música sobre las fibras del organismo.

            En el siglo XIX y XX hay un crecimiento en EEUU y un desarrollo de la musicoterapia, en centros educativos sociales y sanitarios.

  

4.   Desarrollo y evolución de la Musicoterapia


            Jaques Emile Dalcroze fue un extraordinario educador. Decía “la música debe jugar un rol importante en la educación en general, ella responde a los deseos más diversos del hombre; el estudio de la música, es el estudio de uno mismo”

Sus alumnos fueron los pioneros de la terapia educativa rítmica.

Uno de ellos, A.Porta, 1917, el primer curso de rítmica para niños anormales; Llongueras sobre rítmicas para ciegos. Sblauer para niños sordos.

Dalcroze abrió las puertas a la terapia musical porque rompió con el esquema rígido de la escolástica musical.

            En Estados Unidos los hospitales de veteranos contrataban músicos profesionales como ayuda musical; prepararon así el camino para la musicoterapia.

En 1950 un grupo de profesionales fundo la Nacional Association for Music Therapy.

Los egresados prestan servicios en todos los centro importantes de enfermedades mentales, hospitales, institutos, escuelas diferenciales y universidades.

            En 1958 se fundó en Gran Bretaña la Society for Music Therapy and Remedial Music, cuya principal promotora es la músico terapeuta Juliette Alvin.

            Actualmente a cambiado su nombre por el de  British Society for Music Therapy, cuya función principal es reunir la información disponible, procedente de distintas partes del mundo, y desempeñarse como consultante o asesora en los múltiples aspectos que interesan al empleo terapéutico de la música.

            En la Academia de la Música de Viena, apartar de 1958, se crearon cursos especializados para musicoterapeutas. En España se ha creado la Asociación Española de Musicoterapia que dirige la señora Serafina Poch.



5.  Principios según R. Benenzon


*      PRINCIPIO DEL ISO: Significa igual. Este principio  musicoterapia se

refiere a la identidad sonara. Implica respeto hacia el otro y concomiendo antes de empezar a trabajar. No somos manipuladores de la gente, tenemos antes que conocerlos. Todos tenemos un identidad sonara que nos distinguen y caracteriza. Es un principio dinámico y no estático. Cambia con las circunstancias. Benenzon distingue varios tipos de ISO:

1.            ISO gestáltico: es el que caracteriza a un individuo.

2.            ISO complementario: son los pequeños cambios que cooperan cada día o en cada sesión de musicoterapia. por defecto de las circunstancias ambientales y dinámicas.

3.            ISO grupal: es el ISO que se establece en un grupo de trabajo terapéutico. Se tienen que tener en cuenta los ISOS individuales.

4.            ISO cultural: depende de la cultura en que hemos nacido.

5.            ISO universal: es el propio de la especie humanan y nos distingue como seres humanos.



*                 PRINCIPO DEL OBJETO INTERMEDIARIO: Se puede definir como       un instrumento de comunicación capaz de actuar terapéuticamente sobre el paciente mediante la relación, sin desencadenar estados de alarma intensos. Sería un objeto sonoro mediante el cual el paciente se comunica. Puede haber elegido el objeto la propia persona. El objeto está en medio del paciente del paciente y terapeuta y se produce la comunicación.



*                 PRINCIPIO DEL OBJETO INTEGRADOR: es un instrumento que en un grupo terapéutico litera sobre los demás. Puede unificar a los demás. Suelen ser instrumentos de gran repercusión que son elegidos por una persona que lidera el grupo.




6.  Objetivos de la Musicoterapia


Los siguientes objetivos buscan una resolución al impacto negativo del déficit visual:

-          desarrollar la orientación y locomoción: esquema corporal y términos espaciales (arriba, al lado, etc.). Se usan actividades que incluyan este tipo de consignas, instrumentos que ayuden a identificar la localización del espacio y del ritmo, como señal de tiempo y de movimiento.

-          Promover habilidades sociales y comunicación interpersonal: participar en grupos musicales y cooperar con los demás, implica habilidades sociales, como esperar turnos o seguir instrucciones, etc.

-          Expresar y desarrollar emociones sensoriales: por si mismos no se ven afectados, pero las actitudes de los videntes pueden dañar su autoestima, por lo que deben expresarse en actividades como en componer o escribir letras de canciones.

-          Facilitar el aprendizaje de conductas académicas, desarrollar el oído y reforzar la conducta deseada.

-          Mejorar la afectividad y la conducta

-          Desarrollar la discriminación auditiva

-          Adquirir destrezas y medios de expresión

-          Desarrollar la locución

-          Acercamiento al mundo sonoro

-          Reforzamiento de la autoestima

-          Que el niño  conozca y reconozca el lugar  y se adapte al espacio abierto

-          Adquiera seguridad y confianza y  se comunique  terapeuta y con el grupo

-          Que reconozca pequeños motivos musicales, o canciones q

-          Que  trabaje individualmente , en parejas o colectivo

-          Que siga instrucciones simples

-          Que respondan  de forma organizada  a la información sensorial    

-          Que  se integre a las actividades que se realicen a través de música o gestos,  la voz y la palabra.  

-          Que se desinhiba progresivamente

 que conozca los materiales  básicos de trabajos , ya sean         instrumentos musicales  u objetos en general.


7.  Metodología general


Esta metodología consta de dos partes esenciales: una de carácter diagnostico y otro terapéutico. En la parte diagnostica el objetivo es descubrir el principio de ISO del paciente o del grupo con el cual se trabajara, y el objeto intermediario y el objeto integrador con el cual se facilitara dicha terapéutica.

            Para realizar esta primera parte se efectúa la ficha musicoterapeutica y la testificación del encuadre no-verbal.

            La ficha musicoterapéutica es el interrogatorio del paciente y de los familiares, acerca de la historia sonoro-musical del paciente a tratar.

            La testificación del encuadre no-verbal consiste en enfrentar al paciente con una serie de instrumentos de percusión simples y algunos poco melódicos, observando como logra comunicarse  por medio de ellos

            La segunda parte la constituye las sesiones de musicoterapia, donde el paciente y musicoterapeuta trabajan activamente. Se trata de establecer canales de comunicación de nivel regresivo mediante la identidad sonora del paciente y abrir nuevos canales para su futura integración en grupos o en otras terapias.




8.  Tipos de terapia


Verbales (psicoanálisis): se habla con el paciente. Al hablar, se trabaja en áreas  de nuestra personalidad. El lenguaje funciona de forma consciente, constamos lo que queremos o no.

Terapias no-verbales: se incluye el no-lenguaje. Se van a tratar muchas tareas a través del gesto y del sonido. Ponerles en situación donde se puedan manipular y manifestar. Se trabaja ante toda la expresión. Los gestos y sonidos que hacemos, y como lo hacemos, manifiestan nuestra personalidad, de forma más cercana, real y sincera. Ambas terapias se complementan.



9.  Aplicaciones clínicas de la Musicoterapia


La musicoterapia actúa fundamentalmente como técnica psicológica, es decir, que su soporte terapéutico reside en la modificación de los problemas emocionales, de las actitudes, de la energía dinámica psíquica que, en última instancia, será el esfuerzo predominante para modificar cualquier patología que sufra el ser humano.


·       Deficiente mental

La musicoterapia frente al deficiente mental tiene que asumir dos actitudes: por una parte despojarse de los conocimientos del cociente intelectual, edad cronológica, de su paciente; y por la otra enfrentarse a un ser humano a quien van dirigidos.

Muchos musicoterapeutas al ver que los niños tienen un cociente intelectual bajo no se atreven a utilizar una serie de posibilidades de comunicación que son inherentes al quehacer de la musicoterapia por pensar que no serán captados pero en realidad es al contrario; la musicoterapia permite la introducción de mensajes que parecerían difíciles o complicados, y sin embargo son fácilmente captados.

El deficiente mental es tratado grupal mente pues es más positiva la acción terapéutica, aunque todos los alumnos-pacientes deben tener de cuatro a diez sesiones individuales antes de ser integrados a cualquier grupo.

Los pasos serían:

a)    toma de contacto y descubrimiento de comunicación y del ISO del alumno-paciente.

b)    Determinación de la posibilidad inmediata de la inclusión en un grupo o la necesidad de continuar de forma individual.

c)    Si se continua con las sesiones individuales, estas deben tener como finalidad la inclusión en un grupo determinado

·       Sordos


Algunos informes indican que algunos terapeutas y profesores de música han hallado que la música tiene valores para el deficiente auditivo en principio como una influencia positiva en su desarrollo de un sentido rítmico.

Según Lane emplear el ritmo como un factor básico puede mejorar la coordinación corporal, mejorar la locución y la rehabilitación social mediante la adquisición de actitud y desenvoltura en el baile de la sociedad.

Para Dattilo el empleo de la música desarrolla es sentido rítmico lo que hace mejorar la postura, gracia y equilibrio.

El niño sordo se basa casi exclusivamente la percepción de la música en su sentido táctil. Si se le proporciona suficiente oportunidad y guía en este sentido puede aprender a distinguir las vibraciones musicales en términos de ritmo y acento.

Se han hecho numerosos estudios y experimentos entre los que podemos destacar autores como Madsen y Mears, (querían determinar si los umbrales táctiles tienen relaciones específicas con los niveles de frecuencia e intensidad de los estimules sonoros), Traighber (que examino la capacidad de los niños sordos para discriminar  los estímulos musicales como música y ruido, ritmos diferentes, tonos altos y bajos, acordes, etc.), Wecker ( informo acerca de un experimento llevado a cabo en las escuelas públicas para  determinar si el niño completamente sordo puede ser llevado a realizar apreciación musical y mediante ella a la auto expresión en música de un modo aproximado a la del niño normal)

Tras estas prácticas clínicas descritas podemos descubrir lo siguiente:

-      existe una relación positiva entre la organización motora y la capacidad para leer el movimiento de los labios

-      existe poco correlación para discriminar la frecuencia del tono simple y la habilidad para discriminar el habla

-      los niños sordos son capaces de responder al ritmo

-      los niños sordos son capaces de discriminar y comparar sonidos

-      la exposición a sonidos amplificados parecen ejercer influencia en el desarrollo de la capacidad de respuesta normal al sonido en niños que habían sido originariamente diagnosticados como sordos

-      los niños sordos pueden llegar a tener cierta apreciación de la música mediante la cual llegan a expresarse de modo aproximado al de los niños normales

-      la participación en musicoterapia puede ayudar a los niños sordos a elevar la autoestima, desarrollar mejores relaciones interpersonales y un mejor conocimiento del mundo que les rodea



·       Autismo infantil


En la aplicación de la musicoterapia en el autismo infantil, se plante problemas que exigen una adaptación a la metodología y  técnica. La musicoterapia es para el niño autista la primera técnica de acercamiento.

El motivo de tener que modificar la metodología descripta es debido a la dificultad en encontrar el ISO del niño autista y el objeto intermediario.

La mayoría de los niños disminuidos responden con facilidad cuando se encuentra frente a una situación musical además, revela a menudo deficiencias musicales particulares, expresiones de su patología. Esto no es cierto, sin embargo para el niño autista; con el no es tanto una cuestión de descubrir sus déficit musicales, como el encontrar que punto de contacto podrían tener con la música

Se pueden utilizar algunas técnicas como ejercicios de vocalización, canto con acompañamiento de percusión corporal, movimiento, etc.


·       Ciegos

Algunos educadores musicoterapeutas creen que el ciego puede extraer de la participación musical benéficos positivos. Algunos autores que han estudiado este tema son:  Crocker (que subraya la importancia del empleo de la música con el ciego como un medio de expresión emocional), Gilliland y Baldwin ( que apoyan que el movimiento rítmico es un gran valor para niños ciegos), Beetz ( sostiene que no solamente los ciegos sino que muchas personas que ven, sienten que sin música su educación no sería completa), Alvin (que piensa que las personas ciegas esta  “forzada” por su ceguera a desarrollar la sensibilidad táctil y auditiva), Elam (que desarrollo una  investigación de los métodos y de las técnicas empleados en la enseñanza musical de los ciegos) etc.

En conclusión se observó que los artículos e informes clínicos sobre el empleo con la música en ciegos eran principalmente descripciones de prácticas y técnicas musicales.



·       Parálisis cerebral

En nuestra sociedad actual el grupo más grande de niños deficientes físicos es el de los que padecen parálisis cerebral.

Los niños con parálisis cerebral generalmente sufren un deterioro neuromotor y perturbaciones del funcionamiento psicológico y el control emocional. Presentan en especial un débil control motor, distracción, hiperactividad, irritabilidad y desinhibición.

Estros niños presentan un desafío para la terapia de rehabilitación y la educación general.

La música y las actividades musicales poseen una influencia beneficiosa sobre el nivel de tensión, perturbación, hipersensibilidad y tono afectivo de muchos niños con parálisis cerebral.

Autores como Bruner, Cass, Frampton y Rowell señalan que la música y las actividades musicales ayudan a efectuar la relajación que se necesita. Además la música ayuda a traer atención y aumentar el nivel de concentración. Carlson señala que la música puede servir como agente para reducir al mínimo los efectos de los estímulos indeseables del ambiente. Sugiere que la música estimula o motiva la actividad; cree que la música proporciona alivio emocional a los niños que sufren parálisis cerebral.

Cuando se utiliza la música como estimulo ambiental para mejorar el control motor o conseguir la relajación, deben considerarse cuidadosamente los distintos diagnósticos de la parálisis cerebral. Luego debe observarse con suma atención para determinar si el paciente responde en efecto a la meta terapéutica.

El valor de la música como estímulo ambiental en situaciones de grupo donde se hayan enfermos con distintos tipos de parálisis, depende del grado de deficiencia, la edad de los niños y el grado en que la música es estimulante. Para algunos niños y para algunas actividades podría ser de valor empleara música mas o menos sedante o estimulante con el propósito de establecer una atmósfera que favoreciera la terapia o las actividades de aprendizaje. Parece imposible establecer un ambiente musical para cualquier grupo de niños con parálisis cerebral que beneficie a todos en un día determinado. Nuevamente antes de planificar el empleo amplio de la música en una situación grupal, es necesario observar la respuesta del grupo a los distintos tipos de música.

Estas consideraciones indican que los diagnósticos diferenciales de la parálisis pueden dar una clave de la respuesta de un niño a los distintos tipos de música, pero no siempre es posible que todos los niños diagnosticados así habrán de reaccionar de la misma manera. Sin embargo si se dispone de una prueba, ella indicará que la musicoterapia es valiosa y de provecho para los niños con parálisis cerebral.



10.             Los efectos de la Musicoterapia


La música ha tenido sobre el hombre los efectos que el esperaba de su empleo, ya fuere integrada con diversas funciones o como pura experiencia estética.

Es difícil disociar los efectos fisiológicos y los efectos psicológicos de la música. A través de los siglos, entre filósofos, médicos y músicos ha habido diversas escuelas de pensamiento que trataron de explicar el mecanismo de respuestas a la música. Oscilaron entre dos teorías: algunos creían que la música afectaba primordialmente las emociones y despertaba estado de ánimos que a su vez actuaban sobre el cuerpo; otros pensaban que el proceso era inverso: de lo fisiológico a lo psicológico.

Una musicoterapeuta infantil Louise E. Weir, ha expresado: “que el sonido afecta el sistema nervioso autónomo, que es la base de nuestra reacción emocional”.

A través de la historia la respuestas del hombre a la música han sido fundamentalmente similares influidas por los mismos factores; es decir, la receptiva física del hombre al sonido, su sensibilidad, innata o adquirida a la música y su estado mental.

El hombre puede responder solamente a la música de su civilización que tiene para el un significado y una emoción. Su cultura, o su civilización, no es solamente etnográfica, pues aún en la misma sociedad las respuestas de la gente a las experiencias artísticas varían según su formación social o educacional. En una misma sociedad podemos encontrar gente que ha sido privada de ciertos contactos musicales o que ha sido obligada a ir hacia la música; otros han descubierto la música por si mismo sin ninguna guía. Algunos ignoran o aceptan solo cierta clase de música sin que intervengan prejuicios personales o sociales. Algunos buenos oyentes han nacido, otros se han hecho; no es necesario discriminarlos. Estos factores están entre los muchos que pueden ayudar o estorbar la tarea del musicoterapéutica, que procura ofrecer a sus pacientes un medio de comunicación entretenido y efectivo.

Los pacientes suelen reaccionar normalmente a los elementos de la música a su dinamismo y a su atractivo emocional e intelectual. Reaccionan normalmente al carácter convencional de la música: alegre, triste, excitante, o sedante.

Algunas personas que sufren trastornos psicológicos no se han desarrollado de manera normal. Muchos de ellos no pueden actuar ni progresar con el ritmo corriente. Algunos son incapaces de proyectarse hacia lo futuro: necesitan una recompensa musical inmediata.

Estas dos deficiencias pueden incluir la respuesta a la música. Las sesiones musicales basadas sobre un programa de extensión normal o de desarrollo normal es probable que fracasen con ellos, aunque la actividad musical haya sido bien adecuada a su personalidad.

Ha habido distinción entre los efectos emocionales y los puramente físicos de la música sobre el hombre.


11.             Materiales para esta técnica


El material, que se suele emplear en una sesión de Musicoterapia, es amplísimo, debido sobre todo, al gran número de actividades que se pueden realizar en un tratamiento continuo con niños deficientes (tanto físicos como mentales).

            Podemos citar los siguientes objetos:

§  Pizarra móvil

§  Pizarra musical

§  Eletrófono

§  Disco y casetes

§  Episcopios

§  Lápices de colores

§  Ceras

§  Folios

§  Aros

§  Cuerdas

§  Cintas de tela

§  Pelotas

§  Sillas

§  Instrumentos de percusión

§  Retroproyector

§  Proyector

§  Vídeo

§  Otros



Es necesario comenzar el tratamiento utilizando instrumentos de percusión simple. Siguiendo un ritmo ascendente los clasificaremos en:

·         Percusión

·         Melódicos

·         Armónicos


 12.- Bibliografía


-          FREGTMAN, Carlos Daniel (1982). Cuerpo-música y terapia. 1ª Edición. Buenos Aires (Argentina); colección respuesta. ISBN: 950-060-007-2

-          ALVIN, Jaliette (1984). Musicoterapia. Edición Paidos. Barcelona. ISBN: 84-75-09-316-7. Depósito Legal: B-32.112/1984.

-          THAYER GASTÓN, E. y otros (1982). Tratado de musicoterapia. Ediciones Paidos. Barcelona-Buenos Aires. ISBN: 84-7509-161-X. Depósito Legal: B-21.191/1982.

-          ARGUEDA CARMONA, Mª Feliciano (1985): Musicoterapia aplicada al niño deficiente. Córdoba. Publicaciones de la Excma. Diputación Provincial de Córdoba. I.S.B.N.: 84-505-1976-2.

-          DUCOURNEAU, Gerard (1988): Musicoterapia. La comunicación musical: Su función y sus métodos en terapia y reeducación. Editorial EDAF, S.A. Madrid. I.S.B.N.: 84-7640-196-5

-          BRENER DE AIZEN WASER, Vida (1974): Musicoterapia: Vivencia estética y salud mental. Editorial Comerial Industrial, S. R. L. Buenos Aires.

-          BENCE, L. y MÉREAUX, M. (1988): Guía práctica de musicoterapia. Cómo utilizar uno mismo las propiedades terapéuticas de la música. 1ª Edición. Editorial Gedisa. México. I.S.B.N.: 968-852-044-6.

-          O. BRENENZON, Rolando y YEPES Antonio: Musicoterapia en Psiquiatría. Metodología y técnicas. Editorial Com. Ind. S.R.L. Buenos Aires.

-          ALVIN, Juliette (1965): Música para el niño disminuido. Editorial Ricordi Americana S. A. Editorial y Comercial. Buenos Aires.

-          O. BENENZON, Rolando (1981): Manual de musicoterpia. Ediciones Paidos Educador. 1ª Edición. I.S.B.N.: 84-7509-086-9.

-          MORENO, J. L. (1977): Psicomúsica y sociodrama. 2ª Edición. Editorial Paidos.

-          FRIDMAN, Ruth (1988): El nacimiento de la inteligencia musical. Editorial Guadalupe. Buenos Aires. I.S.B.N.: 95-0500-173-8.

-          DEL CAMPO, Patxi (1997): La música como proceso humano. 1ª Edición. Amaró Ediciones. I.S.B.N.: 84-8196-073-X.

-          F. DE ALEMANY, Susana y G. DE WOLF, Frances: Conversaciones sobre musicoterapia…y algo más”. Biblioteca Pedagógica. Editorial Guadalupe. I.S.B.N.: 95-0500-197-5.



-          www.musicoterapianorte.com.ar

-          www.editorialdilema.com


No hay comentarios.:

Publicar un comentario