23 ago. 2012

SEXUALIDAD Y PAREJA.-Quinta entrega

HOLA,

EN ESTA OCASION LES INVITAMOS A CONOCER ALGUNOS "MINITEMAS" QUE SEGURAMENTE SERAN DE SU INTERES. CONTIENEN PUNTOS INTERESANTES SOBRE ASPECTOS DE ESTE FABULOSO MUNDO DE LA SEXUALIDAD. SON 4 TEMAS EXTRAIDOS DE YAHOO.


Qué decir y qué callar cuando hacemos el amor

Existen mujeres que nunca lograron decir en voz alta qué les gustaría del hombre que comparte su cama. Si el placer sexual es, a veces, un goce compartido, resulta difícil entender esa inhibición verbal. ¿Ignoran esas mujeres qué es lo que en verdad las excita y por eso no pueden pedir? ¿Simplemente les da vergüenza hacerlo? ¿Creen acaso que los hombres saben qué caricias o estímulos necesitan ellas?

María Fernanda (22 años): "Si querés tener una relación a largo plazo al principio te vas a inhibir para que el otro no se asuste, te vas a cuidar de lo que decís. Mi imaginación es tan grande que callo porque pienso que voy a decir una idiotez".

Sexualidad es una palabra de múltiples significados. Implica entrega y pérdida de control, supone despertar en la pareja la pasión erótica, buscando un goce compartido. Esa tempestad de emociones asusta, hace que no sea muy sencillo verbalizar los deseos.

Pero ¿cómo se puede tener una charla efectiva sobre sexo si no nos tocamos? Hablar es excitante pero para hacerlo hay que vencer muchas barreras sociales y culturales. Para poder pedir la mujer primero tiene que saber qué quiere y para eso tiene que conocer su cuerpo, tiene que haberlo explorado y es necesario que lo haga. Nada hay más gozoso para un hombre que ella le diga que alcanzó el orgasmo... y que hubiera seguido indefinidamente si él hubiese hecho esto o aquello.

Guillermina (34 años): "Cuesta decirle al otro qué querés y qué no querés. Yo puedo hablar con mis amigas de sexo y me puedo quejar, pero hablarlo con mi pareja es más complicado. Hay situaciones en las que no llegás y me cuesta decirlo. No le cuento mis fantasías, porque no se qué piensa; además, el lugar de las fantasías es el cerebro y ahí están bien guardadas".

Saber de sí misma, cuidarse de no herir al hombre, limitar las fantasías o desplegarlas sin medida, cada persona tiene su manual.

Gabriela (30 años): "Trato de demostrarle por gestos qué es lo que me gusta y qué no. El sexo es como un baile, es seguir un poco el ritmo del otro y ver qué va pasando".

Los ritmos, la frecuencia, las fantasías, el orgasmo, las diversas formas de alcanzarlo, son temas delicados, complejos. Quizá por eso, Silvana precisa: "Yo creo que es más difícil plantearle lo que no querés a una pareja estable que a un tipo con el que estás una sola noche. Yo lo planteo sutilmente durante y después. Antes no. Y siempre hay que tener tacto".

Sexualidad implica cercanía, contacto físico y emocional, que puede ser extraordinariamente placentero aunque a veces no se haya concretado un orgasmo. Pero si de eso no se habla, si no se guía al otro con palabras, con insinuaciones o pidiendo francamente determinados gestos, entonces surgirán frustraciones y desencuentros. Tan importante y efectivo es el poder de la palabra.

 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 


Método Karezza: ¿una nueva forma de hacer el amor?


En la actualidad, vivimos a una velocidad y a un ritmo tan acelerado, que perjudican los encuentros amorosos. El tiempo dedicado a la vida erótica casi no existe. Un reportaje del diario inglés Daily Mail dejó al descubierto que cada día son más las parejas que se inclinan por practicar el sexo Karezza. Muchas de estas parejas cansadas de realizar un sexo rutinario han descubierto en el Karezza la nueva chispa para sus relaciones más íntimas.

La palabra fue acuñada en 1896 por la doctora Alice Bunker Stockham en Chicago, feminista de la época que defendía la satisfacción sexual tanto para hombres como para mujeres.

Tocarse, mimarse, acurrucarse, besarse larga y apasionadamente sin pensar en el orgasmo final, de eso se trata el método karezza, (slow sex, basado en una antigua técnica y cuyo nombre deriva del término italiano, carezza, que significa acariciar) que pone el acento en el afecto y la conexión psíquica de la pareja, le quita protagonismo a la genitalidad y propone que el juego erótico se extienda durante mucho más tiempo.

Se trata de una opción para detenerse y disfrutar en pareja, sin apuros y generando la pausa tan necesaria para que surjan el placer y el deseo. Privilegia la postergación de la eyaculación y aplaude la decisión de no apurar la penetración. A veces, en las parejas, las caricias se pierden de vista, se adormece el tacto. Olvidamos que no somos máquinas y que necesitamos tocar y ser tocados.

Esta nueva práctica no solo ayuda a luchar contra el aburrimiento típico de las parejas de años, sino que también le sirve a aquellas jóvenes que se están por casar. La idea es no pensar que el sexo se reduce a la estimulación exclusiva de los genitales, el método propone que también es muy erótico abrazarse, mirarse fijamente a los ojos o a la boca, respirar al mismo tiempo, sentir que todo fluye desde los genitales hasta el corazón.

Los principios básicos de Karezza para las parejas son:

  • Sonreír frente a frente, mirándose a los ojos
  • Sincronizar la respiración
  • Mecerse suavemente
  • Acariciar, abrazar y masajear con la intención de reconfortar, tocando suavemente todo el cuerpo de la pareja.

Aquellas personas que practican este nuevo método, aseguran que el placer que sienten es mucho más intenso, como a otro nivel. Pero, ¿qué pasa si accidentalmente uno de los dos llega al orgasmo? Nada. La premisa es disfrutar de algo diferente, de la piel del otro, de su respiración, su aroma, todo acariciándose y sin tener en mente alcanzar el clímax durante el acto sexual.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Terapias “Mindfulness”


Una nueva generación de psicoterapias basadas en el Budismo propone la práctica de la autoconciencia. Practicar Mindfulness permitirá, entre otras cosas, llegar a aceptar las cosas como son, algo esencial en algunas terapias de tercera generación.

Pero cuidado, porque la aceptación no tiene nada que ver con la resignación. En el sitio Web Mindfulness.org se explica que "la aceptación de las cosas tal como son requiere de una fortaleza y una motivación extraordinarias -especialmente en el caso de que no nos gusten-, y una disposición a trabajar eficazmente como mejor podamos con las circunstancias en las que nos encontremos y con los recursos, tanto internos como externos, de que dispongamos para mitigar, curar, reorientar y cambiar las cosas que podamos cambiar".

En realidad, el concepto de Mindfulness (atención plena en cada acción) no es una terapia en sí misma sino que se establece como una perspectiva para aplicar métodos terapéuticos como la terapia cognitiva, por ejemplo.

Durante los últimos 30 años ha venido siendo estudiada e integrada a modalidades occidentales, y por lo tanto reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físcos y psicológicos asociados al estrés y mejorar el bienestar general.

Jon Kabat-Zinn, reconocido como referente mundial por haber introducido esta práctica dentro del modelo médico de occidente y fundador de la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, define Mindfulness como "prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar".

Estas prácticas están asociadas a la meditación. De hecho todas las técnicas de meditación apelan a concentrar la atención en un punto durante largo tiempo, pero la meditación budista se centra en concentrar la atención en el ir y venir del flujo respiratorio. Esto aquieta la mente, que es como un mono saltarín que va de pensamiento en pensamiento sin que podamos controlarla.

Kabat-Zin explica que "la atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente".

La verdad es que el tema es muy complejo y extenso. Baste agregar que se trata de métodos terapéuticos que se aplican para temas puntuales, con una duración predeterminada.

Los que estén interesados en saber más pueden ingresar a Mindfulness.org y les dejo un video con una charla que el maestro Ricard, budista, dio en TED sobre el tema. A mí me encantó. Después me cuentan...

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Focusing: aprender a escuchar al propio cuerpo

El Focusing no es un nuevo método terapéutico, es una técnica de enfoque corporal para aprender a escuchar el propio cuerpo, y darnos cuenta de las sensaciones corporales y su significado emocional. Esta técnica puede ayudarnos a enfrentar problemas y buscarles una solución creativa.

Este método fue desarrollado por el filósofo experiencial y psicoterapeuta Eugene Gendlin, nacido en Viena en 1926 y afincado en Estados Unidos, colaborador durante una docena de años de Carl Rogers e investigador incansable de los procesos terapéuticos. Gendlin descubrió, después de investigar cientos de grabaciones de sesiones terapéuticas, que las personas que se ponían en contacto con la consciencia corporal, con sus sensaciones corporales, concluían con éxito su terapia. Se abocó entonces a la manera de enseñar este poderoso recurso emocional.

El procedimiento tiene bastantes similitudes con algunas técnicas de meditación o de gimnasia consciente. Sé que a muchos les parecerá superchería pero yo misma lo he probado y realmente funciona.

¿Por qué funciona? Básicamente porque vivimos en una sociedad que tiende a disgregarnos. Rara vez nos sentimos un todo: o somos pensamientos y habilidades intelectuales, o somos sensaciones y sentimientos, o sencillamente somos solo cuerpo. Lo que hacen estas técnicas, el Focusing incluida, es reintegrarnos y obligarnos a concebirnos como un todo en interacción de manera consciente.

Los seis pasos para el Focusing que recomiendan en los manuales sobre este procedimiento son los siguientes y conviene hacerlos con un facilitador entrenado o Focusing Trainers:

1- Despejar el espacio: el proceso de focusing se experiencia desde adentro, es fluido y abierto. En este primer paso se establece relajadamente contacto con el cuerpo, centrando la atención en el flujo respiratorio para luego ir visualizando cada parte. Luego se lleva la atención al interior, garganta, pecho, estómago y abdomen. En ese estado se realizan preguntas como "¿Hay algo importante en mi vida que deba saber ahora? Y se espera una respuesta que llega desde el propio cuerpo a la mente.
2- Sensación: tu cuerpo ya ha sentido ese "algo", esa sensación corporal de algo que apareció. Elije una de las situaciones que hayan aparecido anteriormente para focalizar, invita a tu cuerpo a que forme una sensación de ese problema o situación. La sensación sentida es física, es vaga y difusa al principio pero luego va tomando su forma. Puedes, desde tu espacio interior, ir sintiendo la totalidad del problema, ir teniendo una sensación corporal de el problema.
3- Cualidad: ¿cuál es la cualidad de esa poco clara sensación sentida? Deja que una palabra, frase o imagen surja de la sensación sentida, tal como opresivo, pegajoso, asustado, sobresaltado, estancado, temeroso; o bien una frase o una imagen. Disponte a pasar unos minutos, como quien se sienta con un amigo, con eso que aparece y su cualidad emocional.
4- Resonancia: chequea la sensación sentida con esa palabra, frase o imagen. Observa cómo se siente la sensación corporal con esa palabra que le ofreces. Por ejemplo: ¿es realmente asustado como se siente? En caso negativo, deja que surja otra y ofrécela nuevamente a la sensación sentida para chequear si es realmente así (como la palabra lo indica) como se siente. Coteja cuantas veces sea necesario hasta que la sensación sentida pueda reconocer que es de esa manera como se siente.
5- La pregunta: mentalmente, pregunta: ¿de qué se trata todo esto? Quedate con la sensación sentida el tiempo que sea necesario hasta que algo traiga un un cambio, que traerá alivio a la situación.
6- Recibir: recibe cualquier cosa nueva que aparezca de una manera cordial, amigable. Quédate haciéndole compañía, aunque solo sea un pequeño alivio. Cualquier cosa nueva que aparece es un viraje, un cambio, luego vendrán otros.

El manual señala: "Si durante estas instrucciones has pasado algún tiempo sintiendo o en contacto con una sensación corporal vaga o difusa de algún problema, entonces has estado haciendo Focusing. No importa si has tenido un cambio o no, has comenzado ya a hacer Focusing."

Hay que tener en cuenta que estas son técnicas que operan sobre un nivel de consciencia diferente de aquel al que estamos acostumbrados.


ESTOS ARTICULOS FUERON EXTRAIDOS DE LA PAGINA DE YAHOO.-MUJER Y SEXUALIDAD.

 

ALFREDO MORENO

HOLISTICA Y TERAPIAS ALTERNATIVAS, S.C.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario